¿¿¿Quién necesita hacer Yoga???

El yoga es bueno, el yoga es genial, el yoga es saludable, te fortalece, te hará flexible, aprenderás a respirar, te calmará… El yoga esto, el yoga lo otro… ¡Qué pesados! Ya has escuchado todas las cosas buenas del yoga y estás cansado de escucharlo. No necesitas hacer yoga. ¡¿Alguien puede entenderlo?!

Yo lo entiendo perfectamente, por eso he escrito este post para ti. La próxima vez que te sientas acosado por un amigo o familiar que quiere que hagas yoga o vayas con él a probarlo, suéltale estas razones para no practicar yoga:

 

 

Razón Nº 1 – Eres un chico

El yoga es para chicas… ¿Por qué querría tener una buena postura, definición muscular, una flexibilidad increíble o las articulaciones engrasadas?

chico-noyoya-post

 

Razón Nº 2 – ¡Tener dolor de espalda es mejor que pillarse el Ébola!

El dolor de espalda crónico no es realmente tan malo cuando se compara con otras cosas… Después de todo, aumentar la capacidad de movimiento y la flexibilidad, prevenir lesiones futuras o reducir los dolores de espalda, cuello y articulaciones que vienen de sentarse en un escritorio todo el día, es una pérdida de tiempo.

 

Razón Nº 3 – Tienes sobrepeso o no eres flexible o eres muy mayor 

yoga-noyoga-postQué importa que el yoga sea para hombres y mujeres de todas las formas, tamaños y habilidades. Si eres flaco, grande o perfecto, o si tienes un implante en la pierna… todo el mundo va a encontrar algo preciado en el yoga. El yoga construye fuerza, equilibrio y flexibilidad. Por dentro y por fuera. El yoga es acerca de quién eres Ahora.

¿A quién le importa que la flexibilidad se puede desarrollar a través del sostenimiento de asanas pasivas?  La flexibilidad mejora tu circulación, evita lesiones, mejora el funcionamiento del sistema nervioso y te da más juventud física. Vah!

El yoga ayuda a llevar la mente hacia el interior manteniéndote presente y ayudándola a mantenerse enfocada y tonificada. La corteza cerebral es nuestra aliada a medida que envejecemos, ya que potencia el pensamiento, la percepción sensorial, el lenguaje y la emoción. Y qué más da si al final todos envejecemos igualmente…

 

Razón Nº 4 – Es difícil… ¿Tengo pinta de poder doblarme como un ocho o pararme de cabeza?

La forma de afrontar un asana difícil es un reflejo de la forma de cómo afrontamos las dificultades del día a día. Si quieres pararte de cabeza las primeras veces que hagas yoga, obviamente será difícil que lo logres. Nunca imposible ;)Cuando no lo logres, ¿te vas a frustrar y abandonar? ¿o vas a confiar y a seguir intentándolo llegando en tu propio ritmo cada vez un poquito más allá? Quién necesita una buena dosis de paciencia, humildad y confianza.

flexibilidad-noyoga-post

 

Razón Nº 5 – Ya eres un remanso de paz y salud

Qué importancia tiene que el yoga reduzca las hormonas del estrés. O que baje la frecuencia cardíaca y la presión arterial e impulse el sistema inmunológico. ¿A quién le importa que calme la mente y alivie la ansiedad, el insomnio o la depresión? Tú ya estás sano como una flor y bastante tranquilo, ¿verdad?

 

Razón Nº 6 – Los sentimientos son cosa de “culebrones”

¿Para qué necesito abrir mis caderas, mis hombros y mi corazón? Si cuanto más ligero, suave y flexible se vuelve el cuerpo, de igual forma ocurre con el corazón… Porque abriendo las partes rígidas del cuerpo también se abren las partes rígidas de nuestro ser más profundo.

Entrar en contacto con tu cuerpo significa que también entrarás en contacto con tu mente y con tu espíritu, lo que inevitablemente te conducirá a tus emociones. Si eres de los que huye de sus sentimientos más profundos, entonces huye del yoga!

gracias-noyoga-post

 

Razón Nº 7 – Se acabará la diversión de culpar y juzgar a los demás

La esterilla se acaba convirtiendo en un espejo para el practicante de yoga. Hasta puedes llegar a darte cuenta de que es tuya la responsabilidad de tu vida. Y cuidado… Incluso podrías llegar a la conclusión de que tienes el poder de levantarte y hacer los cambios en tu vida que te hagan más feliz. Si te gusta culpar a los demás de los problemas de tu vida, el yoga puede no ser tan bueno para ti.

Además si esto era poco, quizá también te haga entender cristalinamente que todo lo que haces a los demás te lo haces a ti mismo y te quite las ganas de buscar la brizna de paja en el ojo ajeno y comiences a preocuparte por la viga que obstruye el tuyo. ¿Cómo podrías vivir sin el festín diario de críticas insanas?

 

CONCLUSIÓN

Como puedes ver, definitivamente son muchas y buenas las razones para no practicar yoga. Y desde luego nadie podría culparte por ello. Después de todo, ¿Por qué querrías mejorar tu vida? 😉


«No puedes hacer yoga. El yoga es tu estado natural. Lo que puedes hacer son ejercicios de yoga que pueden revelarte dónde estás resistiendo tu estado natural”. Sharon Gannon