La importancia de respirar

Respirar es lo primero que hacemos cuando nacemos y lo último que hacemos antes de morir, pero ¿cuánta importancia damos a la respiración? Podemos permanecer vivos durante largos periodos sin comer, beber o dormir, pero si no podemos respirar, morimos en pocos minutos.

La respiración nos sostiene. Es la función más importante que tenemos para mantenernos vivos porque todas las demás funciones dependen de ella. Respirar es posiblemente el mecanismo más incomprendido e ignorado que poseemos. La vida depende de la respiración. Sin embargo, la mayoría de las personas no son conscientes de su respiración y lo dan por sentado.

…el aliento es la vida misma…

La persona promedio alcanza el pico de su función respiratoria y su máxima capacidad en la década de los 20 años. Después comenzamos a perder capacidad pulmonar. Por lo tanto, a menos que se esté haciendo algo para mantener o mejorar la capacidad respiratoria, inevitablemente se reducirá. Según los expertos, respiramos alrededor de 20.000 veces al día y la mayoría de la gente respiramos sólo entre el 20 y el 30 por ciento de nuestra capacidad total.  Da para pensar…

 

respirar_post

Beneficios de respirar correctamente

 

Funciones fundamentales de la respiración:

  • Respirar suministra oxígeno a las células de nuestro cuerpo, lo cual es vital para transformar los nutrientes en energía para nuestra supervivencia. El oxígeno también permite que el cerebro trabaje correctamente
  • La exhalación es la principal forma de expulsar las toxinas del cuerpo. Este proceso de combustión y eliminación se produce a través de los pulmones en forma de diversos gases. Con una respiración insuficiente las toxinas pueden estancarse fácilmente en el cuerpo y dañar las funciones vitales.
  • Cambiar la manera de respirar es la forma más rápida de cambiar cómo uno se siente. Muchos de nosotros nos sentimos estresados, con exceso de trabajo y actividad, llenos de preocupaciones y un largo etcétera durante nuestra vida cotidiana, lo que nos deja en un estado crónico de lucha o respuesta de huída. Respirar correctamente a través de la nariz nos ayuda a respirar más profundamente, lo cual estimula la parte inferior de los pulmones que es rica en receptores nerviosos parasimpáticos asociados con la relajación del cuerpo y la mente. Por el contrario, la parte superior de los pulmones, estimulada por la respiración oral, nos induce a hiperventilar.

Si respiramos de modo corto y rápido nuestra mente estará nerviosa y agitada. Pero cuando nuestra respiración es profunda, lenta y regular, entonces nuestra mente y nuestro cuerpo alcanzarán un estado de tranquilidad y calma instantáneamente.

 

Ejercicios respiratorios

Existen numerosos ejercicios de respiración. En yoga, el arte de respirar se llama pranayama. Más adelante ampliaré este tema. Hoy os propongo un par de sencillos ejercicios de respiración que apenas os llevará tiempo realizar y podéis practicarlos en cualquier momento y lugar:

 

Ejercicio simple de Respiración

Cómo se hace: Inspira profundamente por la nariz. Contén la respiración durante unos cuatro segundos. Espira profundamente durante unos 6 segundos hasta vaciar los pulmones por completo. La espiración es un poco más larga que la inspiración.

Objetivo: Realizar esta respiración por 2 minutos. Si sientes una ligera sensación de vértigo, no te preocupes, es debido a la oleada de oxígeno que llega al cerebro.

Cuándo funciona mejor: Cuando nos sentimos particularmente nerviosos, nuestro ánimo está bajo o incluso cuando nos sentimos cansados.

 

Técnica de Respiración Abdominal

Cómo se hace: Pon una mano en el pecho y la otra en el vientre. Inspira profundamente por la nariz, asegurándote de que es el diafragma y no el pecho lo que se infla con suficiente aire como para notar la expansión de los pulmones y espira.

Objetivo: De seis a diez respiraciones profundas y lentas por minuto durante unos 5 minutos para experimentar reducciones inmediatas de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Cuándo funciona mejor: Antes de un examen o antes de afrontar cualquier situación estresante. Te calmará instantáneamente y te dará perspectiva y confianza.

 


***  IMPORTANTE RECORDAR: Inspirar y espirar por la nariz. Cuando inspiramos el vientre se infla, cuando espiramos se desinfla. Haz una prueba y podrás comprobar como la mayoría de las veces lo hacemos al revés…

Siéntate cómodamente sin tensar los músculos. Inspira y espira por la nariz con la boca cerrada. Respira profunda y lentamente. La respiración debe ser suave y naturalmente rítmica. Llena primero los pulmones inferiores, luego los pulmones medios y por último los pulmones superiores. Toca el paladar ligeramente con la lengua. Cierra los ojos para hacerte consciente de tu respiración.

¡Déjate llevar y diviértete!